JULIO ANGUITA HA PASADO A LA OTRA ORILLA


Quiero hoy domingo publicar el borrador que comencé,  tras enterarme el sábado 16 de mayo 2020, de la muerte de JULIO ANGUITA, el referente carismático del PCA, de Convocatoria de Andalucía, de IU, del Frente cívico, de la Plataforma Prometeo.. Por supuesto, ha pasado a la otra orilla, pero no la del PSOE, dios me libre pensar eso. No, es la otra orilla de la VIDA que, para los que creemos en Jesús resucitado, la vida no termina, al terminar ésta que vivimos, sino que  continúa en la otra orilla de la VIDA, que viviremos de otra forma.

En primer lugar,  me hago eco de lo que Toni Valero, Coordinador de IU de Andalucia expone en su art. Su impronta es referente para toda la Izquierda, pero sobre todo para la izquierda andaluza.

También es sentido el "hilo rojo" que enhebra Alberto Garzón, con Maillo, Cayo Lara etc.

Pero, hoy domingo, aniversario del cumple de mi mujer, Tere, también cordobesa y que admiraba profundamente a Julio Anguita, le quiero dedicar también a él, el poema de León Felipe, que recité cuando depositamos las cenizas de Tere, en el Bosque de cenizas de Córdoba. Poema que no importa que esté dedicado al judío Jesús, pues Anguita se le pareció mucho.

Aquí vino,
y se fue.
Vino...nos marcó nuestra tarea
y se fue.
Tal vez detrás de aquella nube
hay alguien que trabaja
lo mismo que nosotros, 
y tal vez las estrellas
no son más que ventanas encendidas
de una fábrica
donde Dios tiene que repartir
una labor también.

Aquí vino,
y se fue.
Vino..., llenó nuestra caja de caudales
con millones de siglos y de siglos,
nos dejó unas herramientas...
y se fue.

El, que lo sabe todo,
sabe que estamos solos,
sin dioses que nos miren,
trabajamos mejor.

Detrás de ti no hay nadie. Nadie.
Ni un maestro, ni un amo, ni un patrón.
Pero tuyo es el tiempo.
El tiempo y esa jubia
con que Dios comenzó la creación

LEÓN FELIPE
Nueva Antología rota

Detrás de ti no hay nadie. Nadie, Julio. Ni un maestro, ni un amo, ni un patrón... Tu nos enseñaste, como el de Nazaret, que hay que seguir inventando nuevas formas utópicas, nuevos caminos por recorrer,  que todo no está trillado, sino que queda mucha mies por  aventar, para recoger el trigo. Yo se que la tierra para ti será leve, pues estás revestido de la luz de las estrellas, con las que seguirás iluminándonos....

Julio Anguita. Una vida en imágenes.



Comentarios

  1. Gracias amigo Antonio. Compartimos la pena por la partida de Julio. Su ausencia nos obliga libremente a seguir su lucha por la decencia. Porque Julio ha sido un maestro, es decir, alguien ejemplar q nos marca un camino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, amigo Félix, se nos van los referentes, pero permanecéis otros, con quien compartir ilusiones y utopías. Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Revista de actualidad

IMPLANTAR EN EUROPA LA RENTA BÁSICA UNIVERSAL

SR. ARZOBISPO DE SEVILLA: PASE DEL CONSUELO ESPIRITUAL AL CUIDADO MATERIAL