LA BUROCRACIA MATA

    Las cajetillas de cigarrillos dicen que Fumar mata, pero ahora hay que añadir que también la Burocracia mata. Es lo que está pasando con lo del Ingreso Mínimo Vital (IMV). Costó mucho aprobarlo, pero una vez que se aprobó y fue alabada esta medida por la ONU etc.,  miles de personas respiraron aliviadas al saber de  que por fin tendrían acceso a un suelo firme de seguridad vital. Para elloel 15 de junio pasado se abrió el plazo para solicitar este IMV y el 15 de septiembre próximo termina el plazo para que se abone a los solicitantes. ¿Cómo están las cosas?

    El Salto diario lanzaba el pasado 17 de agosto la voz de Alarma por la lentitud de la tramitación del IMV. Es cierto que 74.100 personas -familias con prestación por hijos a cargo-  la cobraron de oficio por primera vez el 26 de junio, o sea que si antes cobraban esta prestación, ahora la siguen cobrando bajo el nuevo nombre de IMV. - Sin embargo, según la Asociación Víctimas del Paro, al día de 7 de agosto se habrían aprobado 3.966 solicitudes de las 600.000 que se habían registrado a finales de julio. Es decir, un 1% del total. Dicha Asociación hace sus propios cálculos: apuntan que entre el 15 de junio que se abrió el plazo y el 7 de agosto, fecha a la que correspondería el número de solicitudes aprobadas han pasado 53 días: se habrían aprobado así solo 75 solicitudes por día !!!

   ¿Cómo? Si según decían los ministros Escrivá e Iglesias esta prestación  nueva de la Seguridad Social es el primer requisito para salir de la pobreza severa ¿Cómo tarda tanto en percibirse?  ¿De qué van a vivir estas personas mientras aprueban o no su solicitud? ¿De quién es la culpa? Parafraseando una frase famosa hay que decir: La burocracia, es la burocracia la culpable de que se siga en esa pobreza y no se tenga para vivir. La Burocracia mata. No hay más que leer los comentarios al mismo artículo de tantas personas que expresan su situación de pobreza, su desesperación y cabreo contra el gobierno que ha aprobado el mismo IMV, pero que no les responde.... Es el caldo de cultivo del fascismo.

    Pero ¿donde está el tapón o el cuello de botella del IMV? 

    1º.- En la solicitud y en el modo de cursarla. La solicitud es un PDF de once páginas entre formularios y farragosas explicaciones, que no tiene en cuenta la brecha digital y generacional. El 8% de los españoles no tiene Internet y cuando la tiene el hijo o la nieta que la maneja, no tienen forma  de entender bien el formulario y si ya la han cumplimentado, al pulsar enviar te da error, porque la imagen de los documentos era jpg y no jepg u otras mil pegas. Y no pidas ayuda, porque tendrás que llamar cientos de veces al teléfono gratuito 900 20 22 22, que siempre está colapsado. Gratuito, pero colapsado, es decir inútil.  El periodista se pregunta. Si muchas personas no tienen luz, no tienen calefacción, no pueden pagar el teléfono, ¿cómo es que se les supone que tienen Internet y saben manejarla?

  2º.- Falta de funcionarios. La plantilla del INSS ha perdido 2.100 trabajadores en los últimos 10 años, ante esto el Ministerio ha presupuestado 6 millones y pico para contratar a 500 tramitadores, 35 jefes de equipo, 8 titulados superiores y un consultor. Pero estos tramitadores solo sirven para subir datos, no pueden cruzar las bases de datos para comprobar, aprobar o denegar los expedientes del IMV, ya que esto solo lo puede hacer una persona empleada pública, dice Eva Sánchez de la CGT. ¿Qué se tenía que haber hecho? Según Gessamí Forner, se debería haber contratado a personal interino y así aumentar la plantilla mermada del INSS. Nuevo tapón, pero hay más. ¿Qué hacen los funcionarios públicos? ¿A qué dedican su jornada laboral? Pues a desatascar los expedientes de jubilación, paternidad, maternidad, bajas laborales, incapacidades etc., etc. El resolver los expedientes del IMV lo hacen voluntariamente y en horas extras. Ahí es na, que decimos. Pero “Ahora se están formando grupos de trabajo por provincias con empleados que solo se dedicarán al IMV”, indica Eva Sánchez, “pero cuentan con muy poco personal”, advierte. En los cálculos más optimistas, si hubiera equipos de diez funcionarios por provincia, trabajando a destajo durante cien días laborables, lograrían resolver medio millón de solicitudes. Es decir, se resolverían para Navidades unas ayudas de urgencia motivadas por la crisis sanitaria y económica, que arrancó en marzo y se solicitan en junio

    Pero basta de críticas ¿qué soluciones se aportan?  Estas son algunas que he visto en los artículos citados de El Salto diario:  

   1ª.- Si el IMV sustituye, en la mayoría de las CCAA, excepto en el País Vaso y Navarra, a las Rentas Minias de Inserción o de Garantía etc., aunque Amaya Inza reconoce que se genera un nuevo laberinto burocrático, ante el encaje con las Rentas Mínimas autonómicas, nos preguntamos. ¿Por qué no tramitan  los Ayuntamientos u otras oficinas de esas CCAA el IMV, si tienen ya en su poder muchos de los datos requeridos para las personas que solicitan el IMV? Parece que aquí hay una gran descordinación. 

  2ª. Es triste, dicen muchas personas demandantes, que las oficinas de la Seguridad Social no ayuden a tramitar el IMV. ¿Por qué no se abren esas oficinas de la SS y se capacitan para la tramitación del IMV?  En cambio se esta derivando a las personas perceptoras  a ONGs, a partidos u otras agencias que a veces cobran por la tramitación de un derecho vital.- A propósito, dada la situación de paro y cierre de las oficinas de la Administración, conozco las dificultades de obtener una cita para la presentación de una baja por enfermedad. La cita la consiguió esta persona a las cuatro de la mañana...Como se ve, mayores son las dificultades para tramitar el IMV. Esto está causando desánimo, enojo, hartazgo en muchas personas que puede repercutir en las votaciones futuras. La austeridad impulsó al alza al nazismo en Alemania, afirma Yago Álvarez. La pobreza de nuestro país, que llega a 12 millones, puede hacer que se invoque y se vote a salvadores, al fascismo.

 3ª.- Ampliando las plantillas del INSS mediante la contratación de personal interino, en vez de contratar a tramitadores. Contratar a empleados públicos abriendo bolsas de trabajo. Tales empleados públicos podrán acceder a las bases necesarias para cruzar datos, aprobar, denegar expedientes y dar salida así a las numerosas solicitudes. En el INSS, dicen, hay mesas y ordenadores de sobra para ampliar plantillas ¿ Dónde esta el muro? Hay quien dice que está en el Ministerio de Hacienda de Mª Jesús Montero.

    Pero, en definitiva, para nosotros los miembros de la Asociación Andaluza por una Renta Básica Universal, la solución NO es el  IMV, sino implatar la RBU, como hemos ya dicho infinidad de veces.


Antonio Moreno de la Fuente
Miembro de la Asociación Andaluza por la RBU e Incondicional


 

Comentarios

  1. Cierto Raquel. La burocracia es necesaria, pero cuando se utiliza para frenar el poder recibir un derecho fundamental como el IMV, por eso es Mínimo, entonces mata a los que debería facilitarles su vida, Gracias

    ResponderEliminar
  2. Agradezco a Emilio Caraballo, que se haya eco de este post en: https://www.radiorepublicana.es/2020/08/26/la-burocracia-mata/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Revista de actualidad

IMPLANTAR EN EUROPA LA RENTA BÁSICA UNIVERSAL

SR. ARZOBISPO DE SEVILLA: PASE DEL CONSUELO ESPIRITUAL AL CUIDADO MATERIAL