LAS PUTAS TAMBIÉN TIENEN DERECHOS!!

Una activista del Colectivo de Prostitutas de Sevilla. Foto de María José López/EUROPA PRESS

---o0o---

    Diversos medios de comunicación se han hecho portavoces del problema que está creando el anunciado cierre de los Clubs, hoteles, prostíbulos etc. , para las trabajadoras sexuales, prostitutas o putas, entre ellos El Salto; Público, Portal de Andalucia. También ha denunciado este problema la Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía, etc. Es decir, es un clamor popular que las Putas o prostitutas normales que trabajan en esos Clubs etc., con esta medida se quedan en la calle, sin su lugar de trabajo  y las putas, víctimas de la trata, todavía peor, porque se quedan sin  techo, sin lugar donde vivir. En definitiva ambos colectivos  totalmente desprotegidos, en la calle. Y lo curioso, como lo manifiestan Andrea Oliver y  Maria José Barrera, es que los empresarios de esos Clubs, etc. y sus trabajadores regularizados: camareros, porteros etc., sí podrán acogerse a los ERTES y otras Ayudas dispuestas por el Gobierno... La pregunta surge de inmediato ¿Por qué esta discriminación? Y la respuesta que se está dando es: que las putas o prostitutas no tienen derecho alguno, porque no son trabajadoras, no están cotizando  a la Seguridad Social. A este problema me quiero referir con estas reflexiones ahora, en referencia a las prostitutas normales, no a las que son víctima de trata, como las articulistas diferencian muy bien.

1º.- Estas putas o prostitutas son las que trabajan en los clubes etc, alquilando una habitación al dueño, al que pagan el 50% del dinero que cobran por su "servicio". Esto quiere decir, como señalan Andrea Oliver y  María José Barrera: "Esta industria 'proxeneta' (según la RAE, proxeneta es "la persona que obtiene beneficios de la prostitución de otra persona")... no solo se encuentra legalizada como patronal desde el 2003, bendecida por el Tribunal Supremo, sino también por la jurisprudencia social, que considera que el alquiler de habitaciones para el ejercicio de la prostitución no es proxenetismo". Y, digo yo, el patrono proxeneta está legalizado, tiene derechos, ¿por qué no tiene ningún derecho la prostituta que trabaja para este empresario? "Todos los derechos (continúan las prostitutas)  y el reconocimiento laboral se encuentran monopolizados por la parte fuerte de la relación laboral, por el empresariado, mientras que, al otro lado, las mujeres carecen de cualquier herramienta con la que hacer frente a los continuos abusos y situaciones de explotación de toda índole que sufren". Es decir, que para acabar con la prostitución , solo hace falta acabar con las prostitutas. Muerto el perro, se acabó la rabia.  

2º.- A mi parecer,  estas personas que pagan al dueño del local o la empresa un tanto por prestar el servicio, se asemejan a "los falsos autónomos", como existen tantas costureras o peluqueras, como los repartidores de comida o de pizzas, como los conductores de Uber etc. y mil profesiones encubiertas. Pero, dejando esto aparte, opino que esta situación es, ante todo,  igual o muy semejante al trabajo infantil, de la mujer, al trabajo de la esclavitud, etc., del siglo pasado o no tan pasado, pues la industria textil internacional lo practica actualmente y no digamos en la agricultura, en los invernaderos de Almería o de la fresa en Huelva... Es decir, se permite la actividad industrial, patronal o empresarial, pero no importa la situación de la/del trabajadora/or. A ellos se les puede tener ilegalizados, explotados, esclavos, sin ningún derecho, en chabolas de palés y plásticos, en cuchitriles, trabajando de sol a so, o en habitaciones alquiladas... Todos los derechos para el patrono, para el empresario, para capital. Pero ninguno o muy pocos para el/la  trabajador/ra...Pues, yo creo que esto es lo inmoral, lo que clama al cielo...  Ya lo dijo Marx y yo lo repito: LAS PUTAS TAMBIÉN TIENEN DERECHOS, como los niños, como los inmigrantes de los invernaderos, como las temporeras/os marroquíes o subsaharianos de la fresa. Como toda/o trabajadora/or.. En primer lugar, son personas y después trabajadoras/es. Lo primero es la vida, la dignidad personal y después el trabajo, como lo dicen las feministas, las que escriben sobre los cuidados, como lo ha puesto de manifiesto esta pandemia...como lo decimos y defendemos los que propugnamos la implantación de una Renta Básica Universal e Incondicional para toda persona... Si todo/a trabajador/ra tiene sus derechos, TAMBIÉN LAS PUTAS TIENEN DERECHOS.

----------------------------------------------------------------------

Antonio Moreno de la Fuente
Miembro de las CCP, de la Apdha-Sevilla y de la Asociación




 

Comentarios

Revista de actualidad

IMPLANTAR EN EUROPA LA RENTA BÁSICA UNIVERSAL

SR. ARZOBISPO DE SEVILLA: PASE DEL CONSUELO ESPIRITUAL AL CUIDADO MATERIAL