EL ESCÁNDALO DE LAS INMATRICULACIONES


     Hoy comento otro bombazo: el de las Inmatriculaciones de la Iglesia jerárquica. El Arzobispo de Barcelona y Presidente de la Conferencia episcopal, Cardenal Omella ha admitido que la Iglesia jerárquica, representante de la Iglesia española, se apropió indebidamente -robó- un millar de inmuebles públicos y está dispuesto a devolverlos al Estado. Ese es el nuevo Acuerdo que ha firmado con el Presidente del Gobierno español. Un nuevo Acuerdo, que recuerda el firmado entre la Santa Sede y el gobierno español el 3 de Enero de 1979.

   Pero esto es una tomadura de pelo, un engaño por parte del Estado y un escándalo por parte de la jerarquía de la Iglesia, que aparece como una ladrona. Se trata de dar carpetazo a este escándalo de los robos de bienes por los representantes de la Iglesia católica y lavado de cara por parte del gobierno. De los 34.961 bienes que la jerarquía inscribió a su nombre desde 1998 al 2015, trata de devolver 1.000, los 34.000 restantes se los sigue quedando, con la anuencia del Estado. Tomadura de pelo y escándalo.

    Como ciudadano y cristiano me revelo contra ello y estoy con la Plataforma RECUPERANDO, que según su portavoz Antonio Manuel Rodríguez, "certifica que la Iglesia ha estado inscribiendo bienes a su nombre que no eran suyos sin tener que demostrar que le pertenecían" y, según elDiario.es, se ha enriquecido indebidamente vendiendo 122 viviendas de esas inmatriculaciones indebidas. Otro escándalo más por este robo. 

  Como cristiano me pronuncio para que la jerarquía de la Iglesia, intérprete de la ética natural de "no robarás" y seguidora como se dice del mensaje de Jesús, devuelva todos los bienes inmatriculados, no solo los 35.000 desde 1998, sino todos los que inmatriculó, apoyándose en ley hipotecaria franquista del año 1946, porque tampoco tenia ningún derecho para ello.

-----------------------------------------------------------
Antonio Moreno de la Fuente
Miembro de las Comunidades Cristianas Populares
de Sevilla

Comentarios

  1. No sólo se las ha inmatriculado. Lo ha hecho con premeditación. Como lo demuestra la estrategia, porque es una estrategia, el venderlas e invertir; como en el caso del local, donado al barrio, por la constructora, en Plaza Aljarafe, 14, de Sevilla. Tras su venta, adquirió un bajo en calle Peñalara, esquina calle Virgen del Sol. Y lo de que los locales de sindicatos y partidos no pagan, tampoco IBI, es una evasiva embustera. Pues bien saben que no se habla del IBI de los templos y locales de culto, sino: de la casa del cura; el campo de fútbol; la placa del pueblo; incluso, la capilla desacralizada; el colegio privado, etc., etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Joaquín por tu comentario. Te agradezco la noticia que nos das y te rogaría, si no es demasiada molestia, que nos la amplíes un poco más. La pregunta es ¿se apropió la parroquia de ese local donado al barrio? ¿Lo vendió después sin ser suyo? Pero esto es un robo, ¿no?. Amplía, por favor, esta interesante noticia.

      Eliminar

Publicar un comentario

Revista de actualidad

JULIO ANGUITA HA PASADO A LA OTRA ORILLA

MUERTE DE MONSEÑOR PEDRO CASALDÁLIGA

CARTA AL SR. ARZOBISPO DE SEVILLA SOBRE LAS PERSONAS SIN HOGAR