ELECCIONES ANDALUZAS 2022 (II)


  Ha poco el Catedrático Isidoro Moreno publico un artículo oportuno, preguntándose sobre los partidos que se presentan a las elecciones: ¿Todos andalucistas (menos Vox)?  En él, afirmaba que no es suficiente declararse andalucista, sino probarlo con hechos. Es cierto que nadie tiene la patente del andalucismo, pero sí es fácil reconocerlo en la respuesta que den a diversas preguntas, como éstas: "¿Nombran a Andalucía como es definida en el vigente Estatuto de Autonomía, nacionalidad histórica, o utilizan de forma exclusiva y no inocente el término región? ¿Consideran que Andalucía es un pueblo y que, por serlo, posee derechos que ningún otro poder está legitimado para restringir?". En este artículo, doy yo mi respuesta a estas dos preguntas.
1º.- ¿Es Andalucía una Nacionalidad histórica, una Región o una Comunidad Autónoma como las demás, exceptuando a Catalunya, País Vasco o Galicia?

   El art. 2 de nuestra Constitución "reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas". Es decir, algunas Autonomías son Nacionalidades y otras Regiones. ¿Por qué? En pocas palabras por lo siguiente.
    
  Nacionalidades son las reconocidas como históricas: Catalunya cuyo Estatuto fue votado por el pueblo catalán y  reconocido por las Cortes españolas en 1932, el del País Vasco y Galicia en 1933. El Estatuto andaluz, cuyo anteproyecto se había aprobado en Córdoba, en enero de 1933, iba a ser votado, tras ellos, por el pueblo andaluz,  pero el golpe militar franquista lo impidió, como a tantas otras cuestiones. Pero la conciencia nacionalista andaluza se desarrolla, sobre todo, a partir de las grandes manifestaciones del 4 de diciembre de 1977 y culmina en el Referendum autonómico del 28 de febrero de 1980, en cuya ocasión hubo que contrarrestar la engañosa publicidad que hacia Lauren Postigo,  desde la TV pública y pagado por la UCD, que martilleaba una y otra vez: "Andaluz no te dejes engañar: Este no es tu Referendum". Muy semejante a como hoy casi todos los medios de comunicación están diciendo: "No te molestes andaluz en ir a votar, porque las cartas están echadas, ganará el PP". Siempre la misma campaña insidiosa... Sin embargo, el 28 de febrero el Referendum triunfó en todas las provincias andaluzas, exceptuando Almería, lo que posteriormente se pudo arreglar.

    Andalucía por esta votación del pueblo andaluz, según el art. 151 de la Constitución, consiguió su autonomía y nacionalidad,  igualándose a las nacionalidades históricas de Catalunya, País Vasco y Galicia, que lo habían conseguido durante la II República. Por ello mismo, con todo derecho puede decir el art. 1 de  Nuestro Estatuto: "Andalucía, como nacionalidad histórica y en el ejercicio del derecho de autogobierno...".
    Por tanto, el primer criterio para que las personas y  los partidos puedan reconocerse como "andalucistas", es que  definan y reconoacan a Andalucia, en las conversaciones, programas y discursos, como una nacionalidad histórica. Así de fácil.

    El otro criterio de considerar a Andalucía como un pueblo, lo dejamos para otra entrada.


Antonio Moreno de la Fuente
Miembro de la Iglesia popular andaluza

Comentarios

Revista de actualidad

EL ESCÁNDALO DE LAS INMATRICULACIONES

LA PANDEMIA DE LA COVID Y EL CAPITALISMO SALVAJE

ELECCIONES ANDALUZAS 2022 (1)