NUESTRO AMIGO JUAN MANUEL PASÓ A OTRA VIDA

Ayer, festividades de Pedro y Pablo, despedimos en el Tanatorio de San Jerónimo a nuestro amigo y compañero Juan Manuel. Yo le conocí en 1977, siendo él jefe de personal de la Empresa Recalux, al participar con mi amigo Pepe, el Rinconero, en una huelga que le hicieron los trabajadores a la Empresa. Juan Manuel había sido Párroco en Villamanrique de la Condesa y Profesor en el Seminario de Pilas. Obtenida la dispensa de su sacerdocio, se colocó en Recalux, contrayendo matrimonio con Cándida Velázquez, empleada en Galerías San Sebastián y posteriormente en la Ayuda domiciliaria, teniendo cuatro hijos: Juanma, Ana, Gema y Rafi. A mi entender, la huelga de Recalux fue fundamental en la transformación personal de la vida de nuestro amigo Juan Manuel. Al salirse del sacerdocio, dejó de ser dirigente en la Iglesia católica, pero no dejó de ser cristiano, ya que entró en las Comunidades Cristianas Populares que nacían por entonces. Y al ver la huelga de los trabajadores de la empresa, se une a ellos y abandona su jefatura de personal en Recalux, con lo que deja  también de estar al lado del capital. Obtenida la Diplomatura como Graduado Social, junto con Jesús Roiz, fundan la Cooperativa Codike, orientada a la defensa de los trabajadores en sus conflictos con las empresas. Con Jesús, con Javier Arrieta, con Manolo Collado, conmigo y otros amigos más y las respectivas esposas, adquirimos una parcela en San José de la Rinconada, que fue el lugar de reunión de nuestra Comunidad cristiana, lugar de ocio y socialización de nuestros hijos, punto de reunión de las CCP sevillanas, de movimientos y personas comprometidas de Sevilla y provincia. Juan Manuel participó también muy activamente en la APDHA, en la Asociación andaluza de Derechos Humanos, en el área de Migración y Marginación, especialmente en la sección de la implantación de una Renta Básica Universal e Incondicional. Para mí, para los miembros de nuestra CCP y me figuro que también para otros muchos, éste fue el testimonio que nos deja Juan Manuel. Que se puede ser cristiano raso, miembro de la Iglesia popular, pero comprometido al mismo tiempo en la defensa de los problemas y luchas del pueblo, especialmente de los más desfavorecidos.  Gracias Juan Manuel.


Antonio Moreno de la Fuente
Miembro de la Iglesia popular andaluza

A

Comentarios

Revista de actualidad

RENTA BÁSICA UNIVERSAL Y LOS CRISTIANOS (3)

MUERTE DE DOS AMIGOS FRAILES FRANCISCANOS

EL NUEVO SAMARITANO