EL 18 DE JULIO Y LA LEY DE MEMORIA DEMOCRÁTICA

                         Manifestación reclamando justicia por las víctimas del franquismo. Foto Europa Press

     El pasado jueves 14 de julio 2022, se aprobó en el Congreso de los Diputados el Anteproyecto de Ley de  Memoria Democrática.  Este es una día señalado, porque este Anteproyecto de Ley puede compararse con las Leyes de la Verdad, Reparación y Justica de Argentina y otros Paises latinoamericanos, respecto a las víctimas de sus dictaduras... Por fin, actos como los de la foto y otros muchos semejantes de reparación de las víctimas del franquismo, han sido atendidos. Así se reconoce en el apartado primero de la Exposición de motivos del Proyecto de Ley: "La memoria de las víctimas del golpe de Estado, la Guerra de España y la dictadura franquista, su reconocimiento, reparación y dignificación, representan, por tanto, un inexcusable deber moral en la vida política y es signo de la calidad de la democracia. La historia no puede construirse desde el olvido y el silenciamiento de los vencidos".

    Grupos franquistas habían preparado actos conmemorativos y Misas de exaltación del Golpe de Estado dado el 18 de Julio de 1936. En Sevilla, concretamente, la Junta Regional de la Comunión Tradicionalista Carlista (CTC) había programado para hoy lunes (18 de julio) una "jornada de recuerdo y homenaje": por un lado, en recuerdo del aniversario del fallecimiento de Carlos VII; por otro, en homenaje "del Alzamiento Nacional que dio origen a la Cruzada de 1936, en la que tantos requetés entregaron su sangre por Dios y por España". Acto que no se celebrará por oposición del Superior de los PP. Filipenses. Ellos mismos reconocen  que, tras la aprobación definitiva de esta Ley, será ya difícil la celebración de estos actos de exaltación del golpe militar o de la dictadura franquista. Por esto mismo, Feijoo, el nuevo líder del PP, ha prometido derogarla, si llega a gobernar.

    En este Proyecto de Ley de Memoria Democrática, que habrá que leer detenidamente, se plasma ya el reconocimiento de verdades históricas, que gran parte de la sociedad española no quería y  aún hoy no quiere reconocer: Que hubo un Golpe de Estado militar contra el gobierno legítimo de la II República. Que se prolongó en una Guerra, no solo civil entre los españoles, sino que al participar la Italia fascista y la Alemania nazi en favor de este golpe, se debe llamar Guerra de España. Que el triunfo militar del golpe se prolongó en la denominada Dictadura franquista. Que todos estos acontecimientos produjeron innumerables víctimas, que tienen derecho a una memoria y reparación, para que esto no vuelva a repetirse.  Así lo expresa este otro párrafo del nº 1 de la Exposición de motivos: "Conocer la trayectoria de nuestra democracia, desde sus orígenes a la actualidad, sus vicisitudes, los sacrificios de los hombres y las mujeres de España en la lucha por las libertades y la democracia es un deber ineludible que contribuirá a fortalecer nuestra sociedad en las virtudes cívicas y los valores constitucionales. En ese marco, la sociedad española tiene un deber de memoria con las personas que fueron  perseguidas, encarceladas, torturadas e incluso perdieron sus bienes y hasta su propia vida en defensa de la democracia y la libertad".

    Este reconocimiento de Memoria democrática lo deberá hacer también la Jerarquía de la Iglesia católica, que apoyó, participó del golpe militar y gozo de un estatuto especial durante la Dictadura franquista, lo que será objeto de otro comentario.


 Antonio Moreno de la Fuente
Miembro de la Iglesia popular andaluza

Comentarios

Revista de actualidad

RENTA BÁSICA UNIVERSAL Y LOS CRISTIANOS (3)

NUESTRO AMIGO JUAN MANUEL PASÓ A OTRA VIDA

MUERTE DE DOS AMIGOS FRAILES FRANCISCANOS

EL NUEVO SAMARITANO